JURISPRUDENCIA DE TRIBUNAL SUPREMO SOBRE EL DELITO DE TRAFICO DE DROGAS.

JURISPRUDENCIA DE TRIBUNAL SUPREMO SOBRE EL DELITO DE TRAFICO DE DROGAS.
1ª edición enero 2007.

Los temas que escribo debo mencionar, que han sido extraídos, del buen trabajo que ha realizado,
el Magistrado del Tribunal Supremo, de la Sala Segunda, de lo Penal. Ha sido fiscal del Estado
(1.994/1.996). Ha sido Profesor de Derecho Penal en la Universidad San Pablo CEU de Madrid. Es
autor de diversas obras relacionadas. Para mas información podéis consultar http://www.laley.es

No voy a detallar los números de sentencias que se pronuncian, pues creo que, a los lectores sin
formación jurídica les puede dificultar en la comprensión de dicha lectura.

Agradecer al letrado Sr. Soriano la facilitación y accesibilidad a una información jurídica
perteneciente a la colección CODIGOS MAGISTER.

La pregunta realizada en el foro, puede ser extensa en su respuesta, con lo que voy a ir
sintetizando toda la información adquirida…

Sobre la diversificación de las sustancias dentro del sistema jurídico empezar diciendo que,
pueden formar parte del inmenso rompecabezas jurídico varios conceptos o principios jurídicos.

En lo que se refiere la pregunta del foro sobre detención por posesión de drogas, aclararemos de
qué forma se agrupan las sustancias, aclarando el agravante de cantidad de notoria importancia.

El Pleno no jurisdiccional de la Sala Penal del Tribunal Supremo desarrollo un acuerdo, el 19 de
octubre de 2001, para variar las dosis que hay que tener en cuenta para apreciar el agravante de
cantidad de notoria importancia, el cual fue examinado por la Junta no jurisdiccional, el 13 de
diciembre de 2004. Y partiendo del acuerdo estimó que el subtipo agravado de notoria importancia
se aprecie a partir de las quinientas (500) dosis referidas al consumo diario de la sustancia en
cuestión, en lugar de las doscientas (200) como se calculaba anteriormente.

A.- Opiáceos y sustancias relacionadas: La agravante específica de cantidad de notoria
importancia, se sitúa en las quinientas dosis, considerando un poco mas de medio gramo por dosis
diaria, equivaldría a 300 gramos de principio activo.

– Heroína (Caballo). Cantidad notoria importancia 300
gramos. Situada en las quinientas dosis, referidas al
consumo diario estimado por el Instituto Nacional de
Toxicología, equivaldría unos 600 miligramos al día,
por 500 días.

– Morfina (Cloruro mórfico, Andrómaco, Morfina Braun,
Morfina Sierra, MST Continus, Sevredol-Skenan).
Cantidad notoria importancia 1000 gramos. Consumo
diario estimado alrededor de 2000 miligramos al día, por
500 días.

– Metadona (Metasedin).Cantidad notoria importancia 120
gramos. Consumo diario estimado 240 miligramos al día,
por 500 días.

– Bupremorfina (Búprex, Prefin). Cantidad notoria
importancia 1,2 gramos. Consumo diario estimado 2,4
miligramos al día, por 500 días.

– Dextropropoxifeno (Darvón, Deprancol). Cantidad
notoria importancia 300 gramos. Consumo diario
estimado 600 miligramos al día, por 500 días.

– Pentazocina (Pentazocina, Fides, Sosegon). Cantidad
notoria importancia 180 gramos. Consumo diario
estimado 360 miligramos al día, por 500 días.

– Fentanilo (Durogesic, Fentanest). Cantidad notoria
importancia 50 miligramos. Consumo diario estimado 0,1
miligramo al día, por 500 días.

– Dihidrocodeina (Contugesic).Cantidad notoria
importancia 180 gramos. Consumo diario estimado 360
miligramos al día, por 500 días.

– Levoacetilmetadol (LAAM, Orlam). Cantidad notoria
importancia 90 gramos. Consumo diario estimado 180
miligramos al día, por 500 días.

– Petidina (Meperidina, Dolantina). Cantidad notoria
importancia 150 gramos. Consumo diario estimado 300
miligramos al día, por 500 días.

– Tramadol (Adolonta, Tioner, Tradonal, Tralgiol, Tramadol,
Asta Médica). Cantidad notoria importancia 200 gramos.
Consumo diario estimado 400 miligramos al día, por 500
días.

B.- Derivados de cocaína: Desde octubre del 2001 la Junta General no jurisdiccional decide que
las quinientas dosis del consumo diario, valorado en 1,5 gramos por día, suma un total de 750
gramos de cocaína pura, a partir de esta cantidad se aprecia la agravante específica de cantidad
de notoria importancia.

El Tribunal supremo presenta las razones de los límites para determinar el agravante específico de
notoria importancia:

– La variedad de consumos medios habituales producidos
en diversas sustancias según el informe del Instituto
Nacional de toxicología (18 octubre 2001).

– La opinión compartida de que existía una desproporción
punitiva especialmente en drogas duras, pues
anteriormente se primaba indirectamente a los grandes
traficantes, pues igual o similar pena podía imponerse por
ser sorprendido con 150 gramos de cocaína pura, que
con 5 kilos de la misma sustancia.

– La opinión unánime, relativa a los desajustes penológicos
debía y podía ser corregida, ofreciendo a los tribunales
nuevas medidas cuantificadotas que permitan una más
justa y proporcionada contemplación de los distintos
niveles de gravedad, derivados de la cantidad de droga.

– Constituye una mayor precisión de los criterios
referenciales, que deben ser los limites sobre los cuales
se debe apreciar la calificación de notoria importancia.

Bajo el criterio del pleno no jurisdiccional de la sala se cree cumplir con los siguientes objetivos:

– Acomodar los criterios jurídicos sobre los limites a la
progresiva evolución de los porcentajes actuales de
consumo de las diferentes clases de drogas.

– Posibilitar la proporcionalidad de la cantidad de pena a
imponer, en un recorrido penológico excesivo como es el
asignado al delito base (3-9 años) permitiendo realizar las
correspondientes modulaciones gradacionales en razón a
la cantidad potencial

de daño.

Piensan que con el nuevo acuerdo del Pleno se han modificado sensiblemente las dosis, teniendo
en cuenta y pudiendo apreciar el agravante de cantidad de notoria importancia, diciendo que
reafirman principios tan esenciales para el orden jurídico de lo penal como el de legalidad, en su
vertiente de taxativa de la norma, el de seguridad jurídica o certeza en la aplicación de precepto, el
de igualdad de tratos a todos los justiciables, el de proporcionalidad de las penas a la gravedad del
hecho y el de eficacia de la ley penal.

La expresión “notoria importancia” puede ser considerada como un elemento descriptivo del tipo,
en cuanto que su precisión, a efectos punitivos, precisa del análisis de la realidad social, en la que
se produce el tráfico y consumo de drogas. Vendrá determinada por una serie por una serie de
valoraciones científicas y sociológicas.

La exigencia de que la respuesta penal sea proporcionada, por lo que se permite un amplio
recorrido a través de la pena prevista para los supuestos básicos, en los casos que la droga afecte
gravemente a la salud. En atención a la cantidad de droga encontrada, la gravedad y circunstancia
del hecho y las especiales características del autor, es posible llegar a una más perfecta
acomodación de la pena, lo que no sólo responde a las exigencias legales de individualización,
sino que permite satisfacer más ajustadamente el principio de proporcionalidad.

– Clorhidrato de cocaína (Falopa, Nieve, Perico, etc. Speedball (al

mezclarla con heroína)).Cantidad notoria importancia 750 gramos.

Consumo diario estimado 1,5 gramos al día, por 500 días.

C.- Derivados de Cannabis: Se considera que no es preciso concretar el grado de THC de la
planta, chocolate o aceite para apreciar la agravante de cantidad de notoria importancia,
considerando en diversas sentencias del año 1997 y 1998 “que la riqueza en THC no es
significativa, pues lo que determina su mayor o menor toxicidad es la clase de sustancia que se
trate, dato que se infiere (deduce) de su presentación comercial y forma de consumo”. Repasando
más sentencias de 1996 y 1997 se repiten las explicaciones donde una vez determinada la
sustancia (marihuana, hachis o aceite de hachis) ” resulta irrelevante el porcentaje de
tetrahidrocannabinol (THC) que la sustancia contenga…” Según ratifica la Audiencia Provincial a
todas las sentencias interpretando que esta corriente mayoritaria de sentencias “se apoya en las
características de esta planta, el THC se halla mezclado con las células de la misma, por lo que
nunca se halla en su estado puro, sino como componente de la planta o pastilla prensada. Es por
eso por lo que la concentración de THC en la droga concreta no depende de manipulaciones o
adulteraciones debidas a obra humana, sino de causas naturales como la calidad de la planta en
función de la zona de cultivo o de la más cuidadosa selección de las partes componentes a ella,

pues la concentración de THC es mayor en las flores y en las hojas y menor en los tallos”.

Otra sentencia de finales de 1997 dice que “es doctrina de esta sala que para apreciar la notoria
importancia en el hachis no se hace preciso concretar el grado de T.H.C. que posee la planta, ha
diferencia de lo que ha establecido la jurisprudencia respecto a las drogas duras, sino al peso total
de la droga intervenida”.

La sentencia 30 de octubre de 1995 dice que “al lado de drogas como el crack, la heroína, o LSD,
existen otras que se utilizan en su forma natural, así los derivados del Cannabis sativa o cáñamo
índico, que son productos vegetales que se obtienen de la planta misma, sin proceso químico
alguno, y a lo mas son sometidos a procedimientos de secado o prensado para reducción de
volumen y obtención de resina. Tales productos nunca presentan la sustancia activa, el
tetrahidrocannabinol (THC) en estado puro y tal principio alucinógeno varía en los diversos
productos ofertados al consumo… En estos casos el dato de concentración sustancia pierde interés
cuando, como en este supuesto, se trata de una sustancia de no grave daño y además viene ya
identificado por su nombre clasificador a efectos de concentración como hachis o resina de
cannabis”. En otra sentencia de diez años después, 9 de noviembre de 2005 se repite en lo
referente a la ausencia de pureza, “sabido es que el hachis no se calcula la pureza, por cuya razón
nada se dice en la Sentencia”.

Una sentencia nueva, no incluida en la edición del libro Jurisprudencia del Tribunal Supremo sobre
el delito de tráfico de drogas. En este caso, por pertenecer a la Audiencia Provincial del País Vasco
con fecha del año 2006, es la sentencia más reciente que he conocido resaltando, que es, el
primer alijo de droga incautada que un juez ordena su devolución, creando un precedente a tener
en cuenta, el adelanto mas novedoso tiene relación con el derecho al auto cultivo; el archivo de la
causa abierta contra la asociación Pannagh de Bilbao, terminando con la devolución de las plantas
incautadas. Se basa en la teoría del consumo compartido: “La Audiencia entiende que no existe
indicio de delito, ya que a su juicio esta plantación cumple los requisitos que la jurisprudencia del
Tribunal Superior exige para ser considerada de “consumo compartido”, es decir, la condición
previa de consumidores de las personas participantes, el funcionamiento en circuito cerrado que
impide el acceso a terceras personas y la ausencia de fines comerciales. Además la Audiencia
considera que el hecho de que sea una asociación legalmente constituida excluye la clandestinidad
que cabría esperar de una organización delictiva dedicada al trafico de drogas”. puesto que el
caso se trataba de una asociación de club de cata y cultivo con un régimen interno y sanitario de
funcionamiento, abriendo una brecha en el muro de la prohibición es la marihuana por la vía de la
farmacia medicinal, al servir de ayuda a varios enfermos crónicos con distintas patologías y a viejos
consumidores de marihuana. Parecido pronunciamiento por parte de los tribunales tuvo también
ARSECSE en Sevilla saliendo indemne de su juicio por plantación colectiva.

La creación de clubes de catadores y cultivadores supone una herramienta de protección de los
cultivadores de cannabis, por medio de una asociación legal. Esta forma jurídica tiene la ventaja
que se sientan de antemano los requisitos de un cultivo no ilegal, no como en otros cultivos en
donde esto se deberá demostrar en el procedimiento judicial que se habrá de soportar

– Marihuana (Hierba, Grifa, Costo, Maria). Cantidad notoria importancia

10 kilos. Consumo diario estimado 15 a 20 gramos al día, por 500 días.

– Hachis (Chocolate). Cantidad notoria importancia 2,5 kilos. Consumo

diario estimado 5 gramos al día, por 500 días.

– Aceite de hachis. Cantidad notoria importancia 300 gramos. Consumo

diario estimado 600 miligramos al día, por 500 días.

D.- LSD “Dietilamina del ácido lisérgico”: Se ha modificado desde 2001 la cantidad de notoria
importancia desde las doscientas dosis establecidas antes del 2001 hasta quinientas dosis
aprobadas, tras el Pleno no jurisdiccional de la Sala Penal del Tribunal Supremo (19 0ctubre 2001).
Las dosis de consumo diario que refleja en el informe el Instituto Nacional de toxicología, el
consumo diario se estima en dos dosis de 0,3 mg cada una, o sea de 0,6 mg por día lo que nos
ofrece la consideración de cantidad de agravante de notoria importancia a partir de los trescientos
miligramos. En el caso de mas de 800 secantes de LSD no se pudo determinar el peso, con lo que
no se pudo aplicar el agravante, según sentencia del 4 de diciembre del 2001 dice que si, “no
sabemos el peso, porque los análisis realizados nos hablan de “peso imponderable” y así se
recoge en el relato de los hechos probados, con lo cual no podemos precisar este dato de suma
importancia para la aplicación del agravante de cantidad de notoria importancia”.

– LSD (Tripi, Secante, Micro punto, Acido, etc.). Cantidad

notoria importancia 300 miligramos. En esta sustancia se

considera a partir de las 500 dosis.

E.- Derivados de Feniletilamina: Se ha modificado desde 2001 la cantidad de notoria importancia
desde las doscientas dosis establecidas antes del 2001 hasta quinientas dosis aprobadas tras el
Pleno no jurisdiccional de la Sala Penal del Tribunal Supremo (19 0ctubre 2001).

En sentencia del 2002 se define la anfetamina como un psicotrópico, cuyo consumo puede
provocar grave daño a la salud, por crear dependencia y afectar al sistema nervioso central en el
que puede causar diversos trastornos que afectan a la función motora, a la capacidad de juicio y el
estado de ánimo.

En varias sentencias anteriores al pleno de la junta de 2001 ya especifican que para saber la
determinación de la mencionada agravación, hay que tener en cuenta la pureza de la droga, para
eliminar del cómputo aquellas sustancias que acompañan o cortan, de modo que, si en el producto
concreto hay otros componentes diferentes a ese principio activo, no deben tenerse en cuenta a
los mencionados efectos de determinación de la cantidad necesaria para alcanzar el limite mínimo
que se fija. Limite que fijo el pleno no jurisdiccional de la Sala Penal del Tribunal Supremo,
elevándola de doscientas a quinientas, refiriendo el concepto de dosis a la cantidad de consumo
diario medio de las personas adictas a la sustancia concreta que se trate. Dosis diarias que para la
anfetamina, a razón de tres tomas al día, es la de 180 miligramos, cantidad que multiplicada por
quinientos alcanza la cifra de 90 gramos, limite mínimo.

– Sulfato de anfetamina (Anfetas, Speed, Centramina,
etc.). Cantidad notoria importancia 90 gramos. Consumo
diario estimado 180 miligramos al día, por 500 días.

– Anfepramona (Delgamer). Cantidad notoria importancia
75 gramos. Consumo diario estimado 150 miligramos al
día, por 500 días.

– Clobenzorex (Finedal). Cantidad notoria importancia 45
gramos. Consumo diario estimado 90 miligramos al día,
por 500 días.

– Fenproporex (Antiobes retard, Grasmin, Tegisec).
Cantidad notoria importancia 15 gramos. Consumo diario
estimado 30 miligramos al día, por 500 días.

– d-Metanfetamina (Speed, mezclándolo con tripi a veces).
Cantidad notoria importancia 30 gramos. Consumo diario
estimado 60 miligramos al día, por 500 días.

F.- Hipnoticos y sedantes:

– Alprazolam (Alprazolam Efarmes, Géminis, Merck,
Trankimazin). Cantidad notoria importancia 5 gramos.
Consumo diario estimado 10 miligramos al día, por 500
días.

– Triazolam (Alción). Cantidad notoria importancia 1,5
gramos. Consumo diario estimado 3 miligramos al día,
por 500 días.

– Flunitrazepam (Rohipnol). Cantidad notoria importancia 5
gramos. Consumo diario estimado 10 miligramos al día,
por 500 días.

– Lorazepam (Donix, Idalprem, Lorazepal Médical, Orfidal
Wyeth, Placinoral, Sedizepam). Cantidad notoria
importancia 7,5 gramos. Consumo diario estimado 15
miligramos al día, por 500 días.

– Clorazetato dipotásico (Nansius, Tranxilium). Cantidad
notoria importancia 75 gramos. Consumo diario estimado
150 miligramos al día, por 500 días.

G.- Fenetilaminas de anillo sustituido “Drogas de síntesis”:

– MDA (Píldora del amor). Cantidad notoria importancia 240
gramos. Consumo diario estimado 480 miligramos al día,
por 500 días.

– MDMA (Éxtasis). Cantidad notoria importancia 240
gramos. Consumo diario estimado 480 miligramos al día,
por 500 días.

– MDEA (Eva). Cantidad notoria importancia 240 gramos.
Consumo diario estimado 480 miligramos al día, por 500
días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s